HEPATITIS B

 

Escribe Dr. Daniel Benaderettte          

 

Actualización junio 2004

Aspectos a destacar:

 

*      Existen 350 millones de portadores crónicos en el mundo.

*      América Latina tiene aproximadamente 400.000.000 de habitantes y la prevalencia global de portadores crónicos es de 6.000.000 de personas. En Argentina, entre 250.000 -300.000 portadores crónicos (prevalencia 1%)

*      Se estima que ocurren 400.000 casos nuevos por año.

*      Causa 2 millones de muertes anuales.

*      Es responsable del 80% de los casos de hepatocarcinoma.

*      Tiene una infectividad cien veces superior al virus de la inmunodeficiencia humana.

*      Puede causar hepatitis aguda, crónica, cirrosis y fallo hepático fulminante.

Se denomina portador crónico a aquella persona que tiene antígeno de superficie de hepatitis B (HBsAg) positivo luego de 6 meses de comenzada la infección.

Patrones mundiales de endemicidad

 

La prevalencia de la infección por el virus de la hepatitis B (HBV) varía en distintas regiones geográficas. De este modo pueden establecerse zonas de :

*      Alta prevalencia:            8-20% de portadores. Comprende el 45% de la población mundial. El riesgo de infección supera el 60% y la adquisición ocurre en los primeros años de vida.

*      Mediana prevalencia:     2-7% de portadores. Comprende el 43% de la población mundial. El riesgo de adquisición de la infección varía entre el 20-59%, y ocurre en todos los grupos de edad.

*      Baja prevalencia:           < del 2% de portadores. Comprende el 12% de la población mundial y la infección ocurre principalmente en adultos , en especial dentro de grupos de alto riesgo.

 

La República Argentina es un país de baja prevalencia: < 2% de portadores, aunque hay variaciones según la edad:

 

Virus de la hepatitis B y marcadores de infección e inmunidad.

Es un virus hepatotrópico de la familia hepadnavirus, es decir contiene ADN en doble cadena, formando la cubierta del genoma o partícula viral. Dicha cubierta presenta una lipoproteína superficial que conforma al antígeno de superficie (HBsAg).

En el núcleo o core del genoma se encuentra el antígeno core (HBcAg)

Un tercer componente de la estructura del HBV es el antígeno “e” (HBeAg) estrechamente relacionado con el grado de infectividad del HBV.

Estos tres sistemas antigénicos: HBsAg, HBcAg, y HBeAg, dan lugar a la producción de los correspondientes  anticuerpos.

 

 

 

De este modo encontramos:

*      AntiHBs o anticuerpo anti antígeno de superficie;

*      anticore o anticuerpo contra el antígeno core,

*      anti “e” o anticuerpo contra el antígeno “e”.

Salvo el HBcAg o antígeno core que es intranuclear, todos los demás antígenos y anticuerpos pueden detectarse en sangre y de hecho se utilizan para determinar las características de cada paciente en relación a su estado clínico e inmunológico.

Encontramos positivo al HBsAg en todos los pacientes con hepatitis B aguda y crónica, como así también en todos los portadores crónicos.

El HBcAg , como se ha mencionado, es intranuclear.

El HBeAg está asociado a la replicación viral y suele indicar cuando está presente, alto grado de contagiosidad.

En este momento es oportuno recordar que el HBe Ag es el único componente del HBV que atraviesa la placenta sana. Si ella está enferma, toda la partícula viral es capaz de atravesarla.

El antiHBs o anticuerpo contra el antígeno de superficie, es indicador de inmunidad y aparece al resolverse la infección o como consecuencia de la aplicación de la vacuna antihepatitis B.

El anticore se presenta como IgM anticore en las hepatitis B agudas, o como IgG en las infecciones resueltas o que han evolucionado a la cronicidad. En estos casos, se suele informar anticore total.

La aparición del anti”e” suele indicar la conversión a menores tasas de infectividad.

 

Transmisión del HBV

Existen dos formas básicas de transmisión:

 

*      Vertical:

-Perinatal: 95% de los casos: adquisición de la infección en el momento del parto o en el período perinatal por contacto del recién nacido con secreciones maternas infectadas.

-Intraútero:5% de los casos: por adquisición del HBV en el último trimestre del embarazo.

La posibilidad de transmisión vertical de una madre HBsAg (+) que también es HBeAg (+) se ubica en el 90%, mientras que si presenta el anti “e”(+) dicha posibilidad es del 10%.

 

*      Horizontal: A través de:

-Sangre y derivados: ruta menos frecuente desde que es obligatoria la determinación del HBsAg en bancos de sangre. En este grupo se encuentran: politransfundidos, hemodializados, operados de cirugía cardiovascular con circulación extracorpórea, los que han recibido procedimientos invasivos.

-Cortes, punturas en piel, accidente por pinchazo con material contaminado, en especial trabajadores de la salud ,acupuntura, tatuaje, corrtes de uñas de manos y pies con instrumental contaminado, piercing.

-Drogadicción endovenosa.

-Sexual

-Intrafamiliar: a través de un adulto portador crónico. La transmisión puede ser parenteral encubierta a través de manipulación de objetos contaminados: tijeras, hojas de afeitar, cepillos dentales, etc.

Se estima que en un 15-30 % de los casos, no se encuentra un factor de riesgo.

Cerca del 50% de las mujeres embarazadas no presentan factores de riesgo.

 

Tasa de portación crónica

Varía en relación con la edad de adquisición de la infección

 

Edad (años)

Tasa de portación (anticore)

< 1

90%

2-3

40-70%

4-6

10-40%

>7

6-10%

 

 

Se estima que el riesgo de adquirir el HBV en un plazo de 10 años es el siguiente:

 

Adictos EV

100%

Homosexuales

60%

Expuestos a sangre contaminada

20%

Heterosexuales con parejas múltiples

20%

 

Aspectos clínicos

 

*      Período de incubación:variable de 50-180 días, dependiendo de: inóculo viral, vía de contagio, y relación virus-huésped.

*      Infección aguda: depende de la edad, estado inmunológico y del momento en que se diagnostica la enfermedad.

En la lactancia y la edad preescolar, la HBV es casi siempre asintomática, existiendo en este grupo etario un muy alto porcentaje de portadores crónicos, según lo anteriormente mencionado. Ello se explica principalmente por la situación de tolerancia inmunológica que impide el reconocimiento de antígenos extraños y con ello la falta de puesta en marcha de la respuesta inmune adecuada para eliminar el HBV.

En adultos, ocurre la situación inversa. La gran mayoría presenta síntomas,-aproximadamente 2/3 de los pacientes- pero la evolución al estado de portador crónico es menor del 10%.

 

*      Insuficiencia hepática fulminante: su frecuencia es < al 1%, pero tiene mortalidad superior al 85% de los casos y es mayor en adultos.

El HBsAg es (+) y por lo general también lo es el HBeAg, aunque este puede estar ausente.

Los lactantes que presentan falla hepática fulminante son por lo general hijos de madres HBsAg+ y anti”e” +. El fallo hepático ocurre en general entre los 2-6 meses de edad.

 

*      Hepatitis crónica

 

El HBs Ag persiste + más de 6 meses. Casi siempre es asintomática.

Lo más frecuente es el estado de hepatitis crónica activa de leve a moderada.

Al comienzo el HBeAg es + y luego se va negativizando hasta que finalmente aparece el “anti e”, marcando de este modo un proceso que se inicia con una alta tasa de replicación viral a otro de baja replicación. Esta seroconversión puede ocurrir en la infancia o en la edad adulta.

Mientras el HBe Ag permanece + la enfermedad es activa y altamente contagiante.

 

*    Cirrosis no es una evolución frecuente en niños.

 

*    Carcinoma: La amplia mayoría de los niños con hepatocarcinoma son HBsAg+. La adquisición de la infección ocurre en el período perinatal. La evolución al carcinoma es tardía y a veces ocurre luego de 20 años de curso evolutivo.

 

Pronóstico.

Depende de:

*      Edad: cuanto menor es la edad, más probabilidad de convertirse en portador crónico.

*      Estado inmunitario:los pacientes inmunocomprometidos, tienen mayores ytasas de replicación viral

*      Seroconversión de HBe Ag a anti”e”. Es importante mencionar que aún habiendo ocurrido la seroconversión, la actividad de ADN que rige la replicación viral puede mantenerse muchos años, por lo tanto es necesario hablar de remisión y no de curación.

 

                              Prevención

Hay que tener en cuenta que:

*      Hay dificultades para identificar a los individuos de alto riesgo

*      40% de los  infectados con HBV no tienen factores de riesgo.

*      50% de las mujeres embarazadas no tiene factores de riesgo.

*      El control serológico en embarazadas del tercer trimestre sólo se concreta en determinadas circunscripciones.

*      Hay dificultades para vacunar a adultos.

 

Estos aspectos problemáticos para la implementación de la vacuna a grupos poblacionales “blanco” han posibilitado un enfoque diferente y amplio que incluye la vacunación universal de los lactantes, vacunación rutinaria de adolescentes y vacunación de grupos de riesgo que aún no han recibido vacuna.

Es de fundamental importancia la prevención de la infección perinatal y el conocimiento previo de la serología materna.

Por cierto, debería ser de rutina la detección del HBsAg en toda mujer embarazada,en particular durante el último trimestre del embarazo.

La adquisición de la infección por HBV es de sumo riesgo para la madre y el recién nacido tiene la posibilidad de desarrollar enfermedad crónica en un 90% de los casos, si no se implementa en las primeras 12 horas postparto la administración de gammaglobulina hiperinmune para hepatitis B conjuntamente con la vacuna.

La prevención de la transmisión perinatal en los niños nacidos de madres HBsAg + se logra en el 95% de los casos, con la indicación de 0.5 ml –vía IM- de  gammaglobulina hiperinmune y 1ª dosis de vacuna en sitios de inoculación diferente,, dentro de las 12 horas del nacimiento.

Es necesario destacar que la sola utilización de la vacuna logra este fin en el 75-90%.

A modo de seguimiento y para determinar el grado de eficacia del esquema de vacunación, se debe efectuar la determinación de HBsAg al mes de edad, y de antiHBs 1-3 meses después de haber finalizado el esquema de inmunización.

Desde noviembre de 2000, y teniendo en cuenta que la determinación del HBsAg no se ha implementado de rutina en nuestro país, la vacuna anti HBV se ha incluído en el calendario nacional de inmunizaciones, con un esquema de tres dosis aplicadas al nacimiento, al 2º y 6º mes de vida.

Fuera de este esquema, la administración de la vacuna en los llamados grupos de riesgo se efectúa con tres dosis, según esquema 0,1 y 6 meses, de intervalo entre cada una

Otras situaciones a considerar:

*       Pareja de mujer HBsAg +: si es HBs Ag – debe vacunarse y utilizar preservativo o cualquier otro método de barrera hasta tanto pueda determinarse el título de anti HBs protectores que ha desarrollado.

*       Hermanos HBsAg – y anti”core” –, deben vacunarse para evitar la transmisión horizontal.

*       Recién nacido pretérmino entre 1500-2000 gramos: deben recibir 4 dosis.

Los que pesan menos de 1500 gramos pueden no tener masa muscular suficiente –y con frecuencia se encuentran hemodinámicamente inestables- para ser vacunados en las primeras 12 horas de vida.  En este caso, si la madre es HBsAg – se pospone la vacunación y si es HBsAg + o no se conoce su serología debe aplicarse gammaglobulina hiperinmune.

*       Accidente por punción con aguja y jeringa contaminada con HBSAg: depende de su estado de inmunidad.

Si ha recibido dos esquemas completos y no ha desarrollado títulos protectores de antiHBs: debe recibir 2 dosis de gammaglobulina hiperinmune.con un mes de intervalo entre cada una.

Si no está vacunado: gammaglobulina hiperinmune y 1ª dosis de vacuna en sitios de inoculación diferente, y luego completar esquema de vacunación.

     Si está vacunado pero no se conoce su título de anti HBs postvacunal, 

     debe efectuarse su determinación dentro de las 48 horas.

           Si es > 1/10 no requiere vacuna y si es < 1/10 gammaglobulina

           hiperinmune y recomenzar nuevamente el esquema vaccinal

           De no poder contar con la determinación de antiHBs en 48 horas se

           aplicará gammaglobulina hiperinmune y 1ª dosis de vacuna.

*       Los pacientes que reciben hemodiálisis o presentan compromiso del sistema inmune deben recibir cuatro dosis de vacuna.

 

VACUNA ANTIHEPATITIS B

 

Todas las vacunas son recombinantes y obtenidas por ingeniería genética.

Deben conservarse entre 2-8ºC y no pueden ser congeladas.

Las vacunas recombinantes presentan varias ventajas:

  • Menor número de inyecciones
  • Menores costos
  • Mayor aceptación familiar
  • Alta inmunogenicidad.

La vacuna se aplica por vía IM en:

-Recién nacidos y Lactantes: cara anterolateral de muslo.

-Niños y adultos: músculo deltoides.

Está comprobado que la administración de la vacuna en glúteo tiene menor absorción y una tasa inferior de seroconversión.

 

Marcas comerciales de vacuna antiHBV disponibles en Argentina *

 

Nombre

Presentación

Laboratorio

Engerix B (<10 años)

Engerix B pediátrica

20 µg

10 µg

Smith-Kline-Beecham

HBVax II Adultos

HBVax II Pediátrica

10 µg

5 µg

Merck Sharp Dohme

Hepativax

Hepativax Junior

20 µg

10 µg

Aventis Pasteur

AgB

AgB  Pediátrica

20 µg

10 µg

Pablo Cassará

Biovac HB

Biovac HB pediátrica

 

20 µg

10 µg

Elea

 

 

Vacunas combinadas que incluyen antiHBV

 

Nombre

Presentación

Laboratorio

Twinrix

Twinrix Pediátrica

20µg (HBV) + 720 U (HAV)

10µg (HBV) + 360 U(HAV)

Smith-Kline-Beecham*

Tritanrix

10µg (HBV)

Smith-Kline-Beecham **

 

*          Vacuna combinada para Hepatitis A y B

*          Vacuna combinada DPT+ HIb + HBV

Modificado de Hepatitis B. Libro Azul de Infectología Pediátrica. Sociedad Argentina de Pediatría Segunda edición 2001.

BILIOGRAFIA

 

v     Libro Azul de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría. Segunda edición. 339-348. 2001.

v     Consenso Sobre Vacunas antihepatitis B y antipoliomielíticas.

      ArchArg Ped 98(2)138-143, 2000.

v     Badía I, Galoppo C,Galoppo M, Ferro A. Vacuna antihepatitis B en Pediatría. ¿Hacia la erradicación de la enfermedad?. Rev Hosp. Niños BAires 44(197)105-111, 2002.

v     Comité de Expertos de la Sociedad Argentina de Pediatría. Arch Arg Ped 100(1)88.91,2002

 

BILIOGRAFIA COMPLEMENTARIA

 

v     Balestrieri W, Chang M, Ciocca M , Schwarz K, Porta G, Vegnente A, Mieli Vergani G. Acute and Chronic Hepatitis: Working Group Report of the First World Congress of Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition. Journal of Pediatric Gastroenterol Nutr 35: S62-S73. 2002.

v     Schwarz K, Balestrieri W. Viral hepatitis. Journal of Pediatric Gastroenterol Nutr 35: S29-S32, 2002.

v     Shete P, Daum R. Real vs Theoretical: assessing the risks and benefits of postponing the hepatitis B vaccine birth dose. Pediatrics 109(4)701-702, 2002.

v     Hsu SC,Mei-Hwei,Yen HN,Chin YL. Horizontal transmisión of hepatitis B virus in children Journal of Pediatric Gastroenterol Nutr 16:66-69,1993.

v     Shapiro C, Margolis H. Impact of hepatitis B virus infection on women and children. Infect Dis Clin North Amer.6(1):75-96, 1992.

v     Mei-Hwei Chang. Hepatitis B vaccination and control of Hepatitis B-related liver disease. Journal of Pediatric Gastroenterol Nutr 31:112-117, 2000.

v     Aach R. Viral hepatitis due to hepatitis viruses A-E and GB virus. En Feigin R, Cherry J, (eds) Fourth edition WBSaunders 612-636, 1998.

v     Malay S,Tizer K,Lutwick L. Current update of pediatric hepatitis vaccine use. Ped Clin North Amer 47(2), 395-406,2000.